“Con la Iglesia hemos topado, Sancho”

Estoy indignado, cabreado, hasta las “santas” narices de Zapatitos, por no anular los acuerdos que este país tiene con El Vaticano. Y es que es aquí donde más libertad de movimiento tiene esta secta, denominada Iglesia Católica, en todo el “Primer Mundo”.  El otro día, me quedé estupefacto cuando me enteré de la perversa campaña anti-aborto que ha sacado esta gentuza.

Vaya por delante que cada uno se puede buscar refugio en cualquiera de las distintas sectas aceptadas de las que el Hombre ha creado. Sectas que ayudan a comprender el Mundo que nos rodea, alivia el peso de “tener que vivir” a los desesperados, a los pobres de espíritu (o los que lo tienen agotado por un sinfin de situaciones adversas). Pero pienso que cada cual debería poder sacar las conclusiones, que cada cual sepa pensar, ser consecuente y responsable de sus actos. Y la Iglesia se aprovecha de esa cantidad desmesurada de culpa que tienen sus feligreses para adoctrinarlos.

Pues bien, al tema, que nos vienen ahora mezclando de mala manera la protección del lince ibérico con la abolición de la Ley del Aborto. Sacando a un bebé que se pregunta  “¿Y yo?…¡protege mi vida!”. Increíble. La Ley protege a la mujer. A la mujer que quiere hacer con su cuerpo y sobre todo con su vida lo que más le plazca. A la mujer que, por las circunstancias que sean (acaso importan), se encuentra en la difícil tesitura de tener que elegir entre trabajo o maternidad. Ahí está el caballo de batalla, que sí, que hay Normativa que salvaguarda el derecho de la madre a conservar el trabajo. Pero del dicho al hecho…., está el empresario español. Se va evolucionando lentamente. Puede causar controversia que una adolescente de 16 años pueda abortar sin el consentimiento de los padres. Cuando sí que lo necesitan por ejemplo para poder decorar su cuerpo con piercings y tatoos. Cuando no pueden votar. Pero, estos embarazos tan precoces, hoy por hoy casi se reducen a ambitos marginales. Familias que sólo falta que ahora la niña tenga un chiquillo, niñas sobre las que cae la condena de ser expulsadas si abren la boca para pedir permiso. Creo que es necesario que sea así, que acudan libremente. Los plazos son los que son. El tema es que una mujer en tres-cuatro meses debe saber si quiere seguir adelante con la vida en potencia que tiene. Pasado ese plazo, me parece ya excesivo, he de decir.

Total, que la Iglesia se puso como una loca cuando 3 autobuses portaban anuncios poniendo en duda la existencia de Dios y ahora han podido realizar una campaña mucho más contundente (no han declarado si es con el dinero que reciben año tras año por parte de este Estado [sic]). Hablamos de 8 millones de dípticos, y más de un millar de vallas publicitarias en 37 ciudades del país. Que se los metan por el orto. La campaña la podrán hacer de puertas adentro, en sus parroquias. Que no anden haciendo demagogía.

El grave problema es la falta de educación, que es por donde entran a saco los mensajes de la curia. El Papa debería medir más sus palabras, tiene mucha influencia en los países sub-desarrollados. No puede andar diciendo que los preservativos no frenan el SIDA. Es de una insensatez extrema, o la Cumbre de los Negacionistas del Cambio Climático (a la que Aznar no acudió en el último momento)…paciencia…

Posted by vin on marzo 18th, 2009 | Filed in Uncategorized | Comment now »

Leave a Comment